BetaHCG y embarazo - Clínica Emby

BetaHCG y embarazo

Cualquiera que se haya sometido a un tratamiento de Fecundación in Vitro, sabe la angustia que genera esperar al resultado de la beta-hCG. Es un periodo de incertidumbre, ya que esta determinación indicará si el resultado del tratamiento ha sido o no favorable. A pesar de solo ser una determinación analítica, se ha convertido, en un punto clave para quienes viven este proceso. Por eso desde la Clínica EMBY, queremos explicaros que es y como se interpreta el resultado.

¿Cuándo comienza un embarazo?

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el embarazo comienza cuando termina la implantación, es decir, el proceso que tiene que completar un embrión en la cavidad uterina, para adherirse a las células de su superficie e introducirse en su interior. Esto ocurre entre los días 12 a 16 tras la fecundación. A lo largo de este proceso, el embrión libera a la sangre materna, una sustancia que nos permitirá saber si el embarazo se ha producido, la B-hCG.

¿Qué es la hCG? ¿porqué se determina la B-hCG?

La gonadotropina coriónica humana (hCG), es una sustancia producida por el embrión al implantarse. Esta sustancia, tiene dos partes o subunidades. Una alfa, que comparte con otras hormonas, y por lo tanto no nos sirve para saber si la gestación se ha producido, ya que formando parte de estás, la subunidad alfa está presentes de forma habitual en la sangre. Y una subunidad beta, que, si es específica de la hCG, de modo que la presencia de esta en un determinado nivel indica que ha ocurrido la implantación embrionaria.
eje hipotálamo hipofisis ovario

¿Con que niveles de B-HCG se considera que se ha producido un embarazo?

Se considera que la prueba de embarazo es positiva cuando los valores de beta-hCG superan las 5 mUI/ml. Valores inferiores determinan la ausencia de la gestación. En los primeros momentos del embarazo, los valores de la beta-hCG se duplican cada 48 horas. Lo que nos permite conocer cuando la gestación no es visible por ecografía como es su evolución. A pesar de que valores por encima de 5 mUI/ml se consideran positivos, en los ciclos de Fecundación in Vitro, donde la Beta-hCG suele realizarse entre 12-16 días postransferencia, según los días del embrión transferido, el valor esperable es mayor de 50-60 mUI/ml, o incluso mayor, según el día elegido.

¿Puede ser la Beta positiva, en el transcurso de un tratamiento de Reproducción Asistida y sin embargo no haberse producido la gestación?

Si. Es lo que se conoce como un falso positivo, ya que determinados fármacos que utilizamos durante el tratamiento contienen esta subunidad, pudiendo aparecer en sangre días después, sin que su presencia sea debida a que el embarazo se haya producido. En estos casos, sin embargo, suelen aparecer unos niveles muy bajos de B-hCG, que a los pocos días se negativizan.

Al contrario… ¿Puede ser el resultado de una Beta-hCG negativo y estar embarazada?

En este caso, hablamos de un falso negativo, y aunque no se puede afirmar que nunca ocurrirá, lo cierto es, que las determinaciones analíticas de utilizamos son tan sensibles, que es poco probable que esto se produzca.

Envíanos un mail

Ven a vernos

C/ Mieres, 13, 33006. Oviedo, Asturias

Llámanos

984 340 304 // 984 996 989 // 645 941 800

Clínica EMBY número de registro sanitario c.2.5.2-6471