Microinyección espermática. ICSI. - Clínica Emby

Técnicas especiales

Microinyección espermática. ICSI.

La microinyección espermática consiste introducir en el interior de cada ovocito obtenido de una punción folicular, utilizando un microinyector de gran precisión, uno a uno los espermatozoides elegidos previamente por el embriólogo.

¿Cuándo se realiza?

Este tipo de fecundación se elige en los siguientes casos:

  • Cuando se considera que los espermatozoides no pueden fecundar de forma natural sin ayuda por parte del embriólogo, bien porque no hay un número mínimo o de espermatozoides o bien no tienen la calidad suficiente para fecundar espontáneamente.
  • En casos de muestras de semen de gran valor. Ya sea porque se tiene una cantidad limitada semen, como en los casos de muestras criopreservadas antes de tratamientos de radio o quimioterapia o bien por dificultad en la obtención, como en los varones en los que se ha realizado una biopsia testicular.
  • Haya fallado previamente la Fecundación in vitro Convencional.
  • Si se ha realizado un diagnóstico embrionario preimplantacional.

¿Cómo se realiza?

Se realiza en las siguientes fases:

  • Obtención de ovocitos y espermatozoides. Por un lado, los ovocitos son captados del líquido folicular conseguido de la punción ovárica y preparados para la microinyección, para ello, son liberados de su capa externa. Mientras que por otro, del semen obtenido por el varón, se elige un grupo de espermatozoides según su forma y movilidad.
  • Introducción de los espermatozoides en el interior de los ovocitos: Mediante una técnica de gran precisión, uno a uno los espermatozoides son colocados dentro de una minúscula pipeta e inyectados en el interior de cada ovulo.
  • Fecundación y cultivo embrionario: A los ovocitos microinyectados se les proporciona las mejores condiciones para que la fecundación ocurra, de manera que después de unas horas se obtienen embriones que se incubarán y tras unos días se colocarán en el útero de la mujer o se vitrificarán.