Fecundación in vitro - Clínica Emby

Fecundación in vitro

Es un tratamiento de reproducción asistida en el que los óvulos de la mujer son fecundados en el laboratorio.

De esta fecundación se obtienen embriones que se colocan en el útero de la mujer. Si se obtienen suficientes, se vitrifican y podrán ser utilizados para conseguir futuras gestaciones.

Descubrir más

¿Cuándo está indicada?

Se recomienda en parejas con una esterilidad de larga evolución, parejas en las que es necesario hacer un test genético preimplantacional, parejas en las que las características del semen requieran un tratamiento que facilite la fecundación, mujeres tras varias inseminaciones artificiales fallidas, mujeres que por tener una edad avanzada u otras causas tengan pocos ovocitos y de mala calidad y mujeres sin trompas o que no funciones correctamente.

¿En qué consiste?

Los pasos de la fecundación in vitro son los siguientes:

Estimulación del crecimiento folicular
1

Con la regla, la mujer comienza a administrarse diariamente una medicación para conseguir el crecimiento de varios folículos ováricos, de donde se obtendrán los ovocitos necesarios para realizar la fecundación.

Este tratamiento dura 10-12 días, a lo largo de los cuales, se controla mediante ecografía y analíticas el crecimiento folicular.

Cuando el tamaño de los folículos es el deseado, se administra una medicación para conseguir la maduración de los ovocitos, ya que solo los ovocitos maduros pueden ser fecundados.

Punción

2

Bajo sedación, para evitar cualquier molestia, se accede a los ovarios a través de la vagina, aspirando el líquido de los folículos, que contiene los ovocitos.

La punción dura 10-15 minutos y tras un pequeño tiempo en la clínica para asegurar que la evolución es correcta, la mujer puede irse a casa, manteniendo reposo ese día.

Fecundación in vitro

3

Una vez encontrados y preparados los ovocitos, se fecundan en el laboratorio bien mediante Fecundación in Vitro Convencional o mediante Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI), según las circunstancias de cada caso.

Cultivo embrionario

4

Los embriones que han fecundado, se cultivan durante sus primeros días proporcionándoles las mejores condiciones para ello, en un incubador time-lapse, donde sin necesidad de manipularlos se valora su evolución.

Transferencia embrionaria

5

Al finalizar el cultivo, se elegirá el mejor embrión y se colocará en el útero, vía vaginal sin ningún daño para la paciente. En este caso no se necesitará reposo y tras un pequeño periodo de descanso en la clínica, la paciente puede volver a su vida normal.

Vitrificación embrionaria

6

Si se han obtenido más embriones que los transferidos, estos se vitrificarán para poder utilizarlos en futuras transferencias.

Prueba de embrazo

7

A los 11 días de la transferencia se realiza la prueba de embarazo. Si es positiva en dos semanas se hace una ecografía para controlar la evolución del embarazo y si todo es correcto la paciente recibirá el alta.