FIV suave o mini FIV - Clínica Emby

FIV suave o mini FIV

La FIV suave o mini FIV es un tipo de Fecundación in Vitro, en el que la estimulación ovárica es menos agresiva. Para ello, se administra menos dosis de medicación, esto hace que la tasa de éxito sea algo menor que la Fecundación in Vitro convencional, pero tiene como ventajas; que favorece la tolerancia al tratamiento, reduce el riesgo de hiperestimulación ovárica y disminuye el coste económico del tratamiento.

Descubrir más

¿Cuándo está indicada?

En mujeres que desean utilizar dosis más bajas de hormonas durante el tratamiento y mujeres cuya respuesta ha sido mínima (menos de dos ovocitos) en ciclos previos a dosis máximas de medicación.

¿En qué consiste?

Los pasos que se realizan en una mini FIV o FIV suave son los mismos que en una FIV convencional, salvo que, en la fase de estimulación, la dosis de tratamiento utilizada es menor.

Estimulación del crecimiento folicular
1

Con la regla, la mujer comienza a administrarse diariamente una medicación para conseguir el crecimiento de múltiples folículos, ya que sólo en los folículos de un determinado tamaño, se encontrarán los ovocitos necesarios para realizar la fecundación. Este tratamiento dura 10-12 días. A lo largo de estos días, la mujer acudirá a la clínica 2 o 3 veces para controlar mediante ecografía y analíticas cómo va este crecimiento.

Punción

2

Cuando el tamaño de los folículos sea correcto, se administra una medicación para conseguir la maduración de los ovocitos, puesto que solo los ovocitos maduros pueden ser fecundados.

Fecundación in vitro

3

 Bajo sedación, para evitar cualquier molestia, se accede a los ovarios a través de la vagina, aspirando el líquido de los folículos, que contiene los ovocitos. La punción dura 10-15 minutos y tras un pequeño tiempo en la clínica para controlar que todo sea correcto, la mujer puede irse a casa.

Cultivo embrionario

4

Los embriones que han fecundado, se cultivan durante 5 o 6 días proporcionándoles las mejores condiciones para ello, colocándolos en un incubador time-lapse. Este incubador, permite no mover los embriones, evitando la manipulación que es perjudicial para ellos, a la vez que pueden verse constantemente mediante una microcámara y así valorar su evolución.

Transferencia embrionaria

5

Al finalizar el cultivo, se elegirá el mejor embrión y se colocará en el útero, vía vaginal sin ningún daño para la paciente. En este caso no se necesitará reposo y tras un pequeño periodo de descanso en la clínica, la paciente puede volver a su vida normal.

Vitrificación embrionaria

6

Si se han obtenido más embriones que los transferidos, estos se vitrificarán para poder utilizarlos en futuras transferencias.

Prueba de embrazo

7

A los 11 días de la transferencia se realiza la prueba de embarazo. Si es positiva en dos semanas se hace una ecografía para controlar la evolución del embarazo y si todo es correcto recibirá el alta por parte de la clínica.