Riesgos para la salud mental en los niños de reproducción asistida

Recientemente ha aparecido un artículo en un medio nacional en el que se alerta de que «Los niños nacidos por reproducción asistida corren más riesgo de mala salud mental al final de la adolescencia», en relación al estudio publicado en la revista «European Journal of Population» por un equipo de investigadores sociales de la Universidad de Helsinki y del University college de Londres.
Este tipo de comunicaciones son lamentables y muy peligrosas, ya que son interpretaciones que realizan periodistas sobre entrevistas a los autores, sin leer el estudio completo. Además pueden contribuir a una estigmatización de los niños y sus familias. Ante esta situación no podemos hacer otra cosa que explicar cómo se ha hecho este estudio y sus conclusiones.

Sesgos del estudio

Las investigadoras han cogido los datos públicos de población de Finlandia de los niños nacidos entre 1995 y 2000, niños que hoy en día ya han pasado la adolescencia, dividiéndolos en niños nacidos por técnicas de reproducción asistida y niños de concepción natural. Todos los datos recogidos son aquellos que figuran en los registros públicos, por lo que ya podemos ver el primer problema, como todos sabemos no todas las familias que pasan por la reproducción asistida lo dicen. Primer problema. Por otro lado no distinguen entre los diferentes tipos de tratamientos, y si realmente se quiere imputar a la técnica, a la «manipulación de la vida», una influencia en los resultados de salud mental de los niños, está claro que no es lo mismo prescribir relaciones sexuales dirigidas, hacer una inseminación artificial o hacer una fecundación in vitro. Estas dos cuestiones son reconocidas por las autoras, indicando que se ha subestimado la muestra de niños fruto de reproducción asistida, y que tampoco han podido discriminar entre diferentes tratamientos.

Resultados principales

A partir de ese punto se realizan diferentes análisis y modelos de probabilidad, y estos son algunos de los resultados principales.
  • Los adolescentes que habían nacido por técnicas de reproducción tenían un contexto familiar más ventajoso socialmente hablando, recursos, educación paterna, padres casados, etc.
  • Las madres de estos adolescentes eran mayores que el resto de madres en el momento del nacimiento de sus hijos y menos propensas a fumar durante la gestación.
  • En las familias con hijos de concepción natural y reproducción asistida, los nacidos gracias a la reproducción asistida solían ser el primogénito.
  • Se observa que los adolescentes nacidos por técnicas de reproducción asistida presentaron un mayor riesgo de problemas de salud mental de internalización (somatizaciones, inseguridad, dependencia, timidez, preocupación).
  • La influencia de la familia

    Al comparar los resultados de esta investigación con otras realizadas anteriormente las autoras encuentran que los adolescentes que nacieron por reproducción asistida obtienen mejores resultados en desarrollo social, pero si se hace un análisis entre niños de la misma familia, en los casos en los que hay niños de concepción natural y artificial, no se observan diferencias entre hermanos. El desempeño de los niños cuando hacen la transición de la educación primaria a secundaria, una vez que se realizaban los ajustes estadísticos por nivel social de la familia, educacional, económico, se observó que es similar entre todos los grupos de niños. Las autoras señalan que los resultados del estudio enfatizan el rol crucial del contexto sociodemográfico de los niños en su desarrollo social, académico y laboral.

    La responsabilidad y la presión sobre los niños

    La responsabilidad y la presión sobre los niñosl comparar los resultados de esta investigación con otras realizadas anteriormente las autoras encuentran que los adolescentes que nacieron por reproducción asistida obtienen mejores resultados en desarrollo social, pero si se hace un análisis entre niños de la misma familia, en los casos en los que hay niños de concepción natural y artificial, no se observan diferencias entre hermanos. El desempeño de los niños cuando hacen la transición de la educación primaria a secundaria, una vez que se realizaban los ajustes estadísticos por nivel social de la familia, educacional, económico, se observó que es similar entre todos los grupos de niños. Las autoras señalan que los resultados del estudio enfatizan el rol crucial del contexto sociodemográfico de los niños en su desarrollo social, académico y laboral.

    La salud mental en los niños

    El estudio señala que en el grupo de niños estudiados se encontró una mayor presencia de problemas de salud mental de interiorización en los niños de reproducción asistida, incluso cuando se comparaban hermanos de la misma familia. Sobre estos resultados se hacen diferentes hipótesis para intentar explicarlos. En primer lugar, experimentar dificultades para concebir genera mucho estrés y ansiedad en las familias, incluso problemas de salud mental como la depresión. Este estrés y ansiedad familiar se sabe que pueden ser trasladados a la descendencia en las primeras fases de la crianza. El tipo de crianza y de comportamiento de los padres sobre el niño, que en ocasiones son sobreprotectores, con un mayor nivel de estrés y con un alto nivel de expectativas sobre el niño puede influir negativamente en su desarrollo psicosocial.

    Nuestra opinión

    No es posible agrupar a todos los niños nacidos por reproducción asistida como una sola entidad sociodemográfica, ya que lo único que tienen en común es que sus padres presentaban problemas de fertilidad y acudieron a servicios médicos para buscar una solución. Cuando se pretende, de forma malintencionada, buscar una relación entre los tratamientos de reproducción y problemas de salud en los niños es necesario pormenorizar qué es lo que han hecho esas técnicas sobre la madre, los gametos y los embriones para poder dilucidar dónde está el potencial problema. Hasta ahora (y llevamos más de 40 años haciendo fecundación in vitro) todavía no se ha encontrado nada consistente. Lo que estos estudios ponen de manifiesto es algo que sabemos desde siempre, el contexto familiar es determinante para el desarrollo de los niños. Ambientes familiares con recursos económicos y educativos favorecen en los niños un mayor desarrollo académico y social. Pero en la cruz de la moneda el ambiente familiar también puede ser perjudicial para los niños, y el estrés y la ansiedad de los padres pueden trasladarse a los niños.
    Si algo tenemos que aprender de estos estudios es que durante los tratamientos de reproducción asistida es importantísimo trabajar con las familias dos aspectos claves, la salud mental de la familia (estrés y ansiedad sobre todo) y las expectativas sobre el fruto de la gestación. Este trabajo tiene que prolongarse en el seguimiento del embarazo y en las primeras fases de la infancia, trabajando con la familia un aspecto, su hijo es un niño normal, con un desarrollo normal y con problemas normales, no debe ser protegido de forma excepcional. Frente a la sobreprotección que observamos en las familias que se han sometido a tratamientos de reproducción nosotros aconsejamos a las familias que lo que tienen que trasladar a sus hijos es el ejemplo, estas familias han luchado, han sufrido, han llorado, en su camino para vencer la enfermedad que es la infertilidad, y esa lucha, esa fuerza, es la que tienen que trasladar a sus hijos para que sean igual de luchadores.

    Bibliografía

  • Remes, H., Palma Carvajal, M., Peltonen, R. et al. The Well-Being of Adolescents Conceived Through Medically Assisted Reproduction: A Population-Level and Within-Family Analysis. Eur J Population (2022). https://doi.org/10.1007/s10680-022-09623-6
  • Los niños nacidos por reproducción asistida corren más riesgo de mala salud mental al final de la adolescencia. ABC. 30/06/2022