Histero…¿qué?

El estudio inicial en medicina reproductiva debe incluir alguna prueba de imagen para valorar la morfología y la funcionalidad del aparato reproductor femenino.
Las pruebas más utilizadas son la ecografía 3D, la histerosalpingografía y la histerosonografía. En este post vamos a hablar sobre estas pruebas de imagen, pros, contras e indicaciones.

¿Para qué hacemos pruebas de imagen en reproducción asistida

Cuando una persona acude a un centro de reproducción con un problema de esterilidad tenemos que hacer un diagnóstico de las causas. Saber qué es lo que funciona mal, pero también qué es lo que funciona bien, nos permite indicar uno u otro tratamiento, así como descartar otras opciones.
En reproducción asistida uno de los tratamientos más demandados inicialmente por las familias, en especial por las mujeres que buscan una maternidad en solitario, o por las parejas de mujeres, es la inseminación artificial. Pero para poder indicar o contraindicar este tratamiento tenemos que hacer una adecuada valoración del aparato reproductor de la mujer que quiere gestar, tanto de su morfología como de su función.

Ecografía 3D del útero

La Eco3D del útero es una prueba que se puede realizar en la consulta de la ginecóloga de forma rápida y sencilla. Requiere disponer de un ecógrafo con función 3D y de la habilidad del especialista que la realiza.
A nivel de valoración del aparato reproductor femenino es una prueba que nos permite valorar la morfología (forma) del útero, endometrio y trompas.

¿Qué beneficios proporciona?

En combinación con la ecografía 2D convencional es un buen sistema para aproximarse a las posibles patologías del aparato reproductor que pueden estar causando los problemas de fertilidad, como los miomas, la adenomiosis, hidrosalpinx, etc.

Histerosonografía con contraste

Es una prueba que se realiza mediante ecografía, existen dos tipos, la que se realiza con contraste (HyCoSy) y la que utiliza espuma (HyFoSy).
Ambas se pueden realizar en la misma consulta del ginecólogo y no requieren equipos especiales, solamente el ecógrafo y un kit desechable.
Es una prueba muy bien tolerada por las mujeres, lo cual ha popularizado y extendido su uso en todos los centros de reproducción.
La histerosono nos permite valorar la morfología de la cavidad uterina y de las trompas, y saber si la permeabilidad tubárica está mantenida.
Cuando se diagnostica una obstrucción con este prueba la realización de inseminaciones puede quedar descartada, pero si la prueba nos indica que las trompas son permeables entonces necesitaremos hacer otra prueba para valorar la funcionalidad, posición, etc.

¿Qué beneficios proporciona?

Es una prueba sencilla y cómoda, se puede realizar en la consulta haciendo que la mujer no tenga que acudir a otro servicio de radiología.
A medio caballo entre la Ecografía simple y la histerosalpingografía, es una prueba muy bien tolerada.
Para la valoración de la permeabilidad tubárica ha demostrado que es una prueba precisa y fiable.

Histerosalpingografía

La histerosalpingografía, junto con la resonancia con cotraste y la infusión de azul de metileno en laparoscopia, es la prueba que nos permite valorar de forma integral la morfología y la funcionalidad del útero y las trompas.
Consiste en la infusión de un contraste (generalmente yodado) en el útero que sube por las trompas para ser volcado al peritoneo, a la vez se realizan diferentes radiografías, de tal forma que podemos ver cómo avanza el contraste, el tiempo que tarda en difundir, la forma en la que se vuelca en el peritoneo y la posición relativa de trompas y ovarios.

¿Qué beneficios proporciona?

Es el gold standar. Es una prueba coste eficiente para las familias, con esta prueba podemos indicar o descartar la realización de inseminaciones sin necesitar otras pruebas de imagen.
Al realizar radiografías en diferentes momentos de la prueba podemos analizar a posteriori los resultados de la misma. Como resultado de esta prueba se entrega a las mujeres un CD con las imágenes de tal foram que pueden ser valoradas por el ginecólogo que solicitó la prueba.

eje hipotálamo hipofisis ovario

¿Qué recomendamos en EMBY?

Indicar o contraindicar la realización de inseminaciones en una mujer puede suponer un desgaste económico y de tiempo, en el caso de que esta indicación sea errónea, por lo que es necesario tener toda la información y completar el estudio.
Aunque nuestro estudio inicial siempre incluye ecografía 2D-3D, antes de pedir a las mujeres más pruebas que suponen un sobrecoste y molestias adicionales, nos preguntamos ¿Está contraindicada la inseminación por otros motivos? Si ya existe indicación de otro tratamiento ¿para qué hacer una prueba invasiva?
En el caso de que la inseminación sea una opción entonces nuestra primera elección es la histerosalpingografía, ya que los compañeros radiólogos de los centros de radiodiagnóstico nos proporcionan las placas y las imágenes de las pruebas, de tal forma que podemos hacer nuestra propia valoración y, desde nuestra experiencia como médicos de reproducción, sacar nuestras propias conclusiones.