Clasificación de la calidad embrionaria (I)

Seguro que si te has sometido o estás en un proceso de reproducción asistida has escuchado eso de “La calidad de tu blastocisto es tipo A/B/C/D”. Como ya sabemos lo que es un Blastocisto ahora vamos a hablar de los distintos tipos de calidades que pueden tener y cómo los embriólogos los clasificamos. En este primer artículo os hablaremos de porqué hacemos esta clasificación, qué significa y cuál es el primer factor que tenemos en cuenta.

¿Qué es la calidad embrionaria?

La calidad embrionaria es una valoración que se realiza a los embriones en distintos días de su desarrollo embrionario con la idea de saber cuál tiene mayor capacidad de implantar en el útero y dar embarazo. Actualmente, la mayoría de los laboratorios en España utilizan la clasificación de ASEBIR (Asociación para el estudio de la biología de la reproducción). Esta asociación nos da una serie de guías basadas en la morfología que nos permiten distinguir unos embriones de otros y saber cuál tiene mayor capacidad de implantación.

¿Qué calidad es la buena y cuál es la calidad mala?

La calidad tipo A tiene mayor probabilidad de implantación que la calidad tipo B y ésta a su vez mayor probabilidad de implantación que la calidad tipo C y ésta mayor que D. Pero todas las calidades tienen probabilidad de dar embarazo. Debemos entender que las calidades son como un “nombre” que los embriólogos tienen que poner a los blastocistos para poder distinguirlos a unos de otros, pero no debemos de creer que solo los blastocistos de tipo A embarazan y los de tipo C no, porque cuando se realiza la transferencia se transfiere aquello que tiene capacidad para producir un embarazo. Hay transferencias de blastocistos de tipo A que no embarazan y si lo hacen cuando se transfieren blastocistos de tipo C. Con esto queremos indicar que la clasificación es algo subjetivo y que no hay que frustrarse si tenemos un embrión de tipo C o creer que tenemos el embarazo asegurado con un blastocisto de tipo A. El que se produzca o no embarazo depende de muchos factores y no solo de la letra que tenga el blastocisto a transferir. Por tanto no existe una calidad buena y otra mala, existe una mayor probabilidad de dar embarazo o una probabilidad menor.

El grado de desarrollo

Para poder llevar a cabo la clasificación de los embriones lo primero que vamos a tener en cuenta es su grado de desarrollo.
Lo idóneo es que el blastocisto esté empezando a romper la zona pelúcida para salir de ella y pegarse al útero, pero podemos encontrar otros muchos estadios. Los dos estadios de desarrollo embrionario que están asociados con una mejor calidad embrionaria son:

  • Blastocisto en expansión: en este estadio el blastocisto empieza a contraerse y expandirse para hacer la zona pelúcida más delgada con el objeto de romperla y salir de ella para adherirse al útero.
  • Blastocisto eclosionando o eclosionado: en este estadio el blastocisto se está saliendo de la zona pelúcida que lo recubre o ha salido totalmente de ella.
Blastocisto EMBY

Bibliografía

  • The Embryology Interest Group: updating ASEBIR’s morphological scoring system for early embryos, morulae and blastocysts. Med Reprod Embriol Clín. 2018; 5 (1): 42-54. https://doi.org/10.1016/j.medre.2017.11.002
  • Criterios ASEBIR de valoración morfológica de oocitos, embriones tempranos y blastocistos humanos. 3ª ed., 2015. Cuadernos de Embriologia Clínica. https://asebir.com/cuadernos-asebir/