EMBYplato alimentación en reproducción asistida - Clínica Emby

El #EMBYplato

Quiero comer mejor ¿Por donde empiezo?

Una buena alimentación y un adecuado control del peso son factores muy relevantes a la hora de enfrentarnos a un tratamiento de reproducción asistida. En anteriores posts os hemos hablado del efecto positivo de los antioxidantes, pero, de la misma forma que tenemos que cuidar qué comemos, también tenemos que intentar controlar cuánto comemos y en qué proporción.
Una forma muy gráfica y sencilla de saber si estamos comiendo la cantidad correcta de cada grupo alimenticio es utilizar el conocido “plato de Harvard”. Esta herramienta fue desarrollada por la escuela de salud pública de esta institución, y básicamente consiste en una herramienta gráfica para saber cuánto tenemos que comer.

¿Qué es el #EMBYplato?

Para ayudar a las familias que se encuentran en tratamientos de reproducción asistida en EMBY hemos desarrollado el #EMBYplato siguiendo estos mismos principios.
En el #EMBYplato la ½ está llena de frutas y verduras, aquí conviene aprovechar para reintroducir alimentos ricos en fibra, que serán muy beneficiosos para nuestro microbioma y vegetales antioxidantes, como por ejemplo los ricos en vitamina C, betacarotenos, etc. Prácticamente en cada temporada vamos a encontrar vegetales de este tipo. Zanahorias, calabaza, rábano, espinacas, coles, brócoli, guisantes o cebolla (rica en Zinz).
¼ del #EMBYplato está formado por proteínas, aquí os recomendamos que evitéis las carnes rojas, y que la carne de origen animal se cocine a la plancha. No os olvidéis de que el huevo es nuestro gran aliado, y olvidaros del mito del colesterol, aunque los huevos son ricos en colesterol no elevan sustancialmente sus niveles en sangre, eso sí, intentar tomarlos cocidos o en versión “poché”. Hay que recordar que algunas legumbres, como los garbanzos, son muy proteicas, podéis sustituir carne por garbanzos o soja.
Finalmente llega el ¼ de los hidratos, y aquí está el quiz de esta herramienta, tenemos que conseguir reducir el consumo de hidratos de carbono. En el #EMBYplato vamos a utilizar todo tipo de cereales y semillas, recomendaremos especialmente cereales integrales, pero también es este el hueco de la patata, fibra soluble que le encanta a nuestras bacterias intestinales, al igual que el huevo tenemos que procurar prepararla cocida o al horno, no frita. Dentro de los hidratos está el pan, y sí, cuenta como dentro del plato, si comemos pan en las comidas hay que reducir otros hidratos y procurar que sea integral.

¿Y ya está?

No, hay algunos elemntos que se quedan fuera del #EMBYplato pero que tienen una gran importancia en un alimentación saludable.
Lo primero el agua, que debe ser nuestra fuente principal de hidratación; en cuanto a bebidas evitaremos por todos los medios las bebidas alcohólicas y las bebidas azucaradas. Podemos tomar infusiones, en el caso de querer cuidar un poquito más el semen en los varones podemos utilizar cualquiera de las variedades de Té antioxidante que existen, el té verde, el chai, el té de menta y las infusiones de cúrcuma.
Otro aspecto fundamental es el aceite de oliva, en general no debemos abusar de los aceites para cocinar, pero tampoco prescindir de ellos en la dieta, dos cucharadas de aceite de oliva nos ayudarán a mantener un tránsito intestinal adecuado, sino te gusta el aceite de oliva puedes utilizar otros aceites vegetales como el de girasol, evita aceites de coco y palma.
Finalmente está el tema del ejercicio, fundamental en cualquier dieta, no solo por su efecto a la hora de quemar calorías, sino también porque nos ayuda a segregar serotonina, nos hace estar más activos y felices, además también facilita el tránsito intestinal ¿quién iba a decirnos que correr era bueno para el intestino?
Inaugurada esta sección sobre alimentación a partir de ahora os iremos proponiendo recetas de cocina para que podáis utilizar el #EMBYplato.

¿Y si necesito algo más de ayuda?

Cuando decidimos adoptar hábitos saludables es normal encontrar dificultades, y eso no es cuestión de tener o no tener fuerza de voluntad. Cada persona tiene sus circunstancias, personales, laborales, familiares, y no es posible establecer una norma genérica para todos.
Si a la hora de comenzar a cambiar nuestra dieta, sobre todo si queremos alcanzar un peso saludable para someternos a un tratamiento de reproducción asistida, encontramos dificultades, tenemos que consultar con profesionales.
El equipo EMBY está preparado para guiarte en el proceso de adopción de estos hábitos saludables, pero si necesitas un apoyo adicional o si tienes unas necesidades especiales, podrás contar con nuestra psicóloga y con nuestra asesora en nutrición, Susana Sánchez. Puedes conocerla un poquito mejor en su página web.

Envíanos un mail

Ven a vernos

C/ Mieres, 13, 33006. Oviedo, Asturias

Llámanos

984 340 304 // 984 996 989 // 645 941 800

Clínica EMBY número de registro sanitario c.2.5.2-6471