Clasificación de la calidad embrionaria (II)

Con este nuevo post vamos a continuar hablando de cómo se realiza la clasificación de la calidad embrionaria en un laboratorio de reproducción asistida humana.
En el primer artículo de esta serie estuvimos hablando sobre porqué hacíamos esta clasificación, qué significa y cuál es el primer factor que tenemos en cuenta, el grado de desarrollo.
En este segundo artículo artículo os hablaremos sobre otro factor, la morfología.

La morfología del embrión

Una vez que hemos identificado el grado de desarrollo del embrión vamos a tener en cuenta la morfología del trofoectodermo y de la masa celular.
Si recordáis este post anterior, el blastocisto tenía dos partes bien identificadas: las células del trofoectodermo que daban lugar a la placenta y las de la masa celular interna que daban lugar al feto. Todo ello rodeado de una membrana protectora que es la zona pelúcida.

El trofoectodermo

Para el trofoectodermo consideraremos el número de células que tenga en para saber si es de mejor o peor calidad. Cuanto mayor sea el número de células mejor será la calidad del blastocisto. Según el número de células que tenga el blastocisto tendrá una calidad u otra. Las guías que nos indican la calidad según el número de células se muestra en la iguiente imagen, y como vemos, el blastocisto de la imagen tendría un trofoectodermo de tipo B porque tiene entre 11 y 13 células.

La masa celular interna

Después debemos de valorar también el tamaño de la masa celular interna para poder determinar cómo es el blastocisto y qué probabilidad de implantar en el útero tiene. A nivel de la masa celular interna nos debemos de fijar en su tamaño y en el grado de compactación, es decir, lo unidas que están las células entre sí. Recordemos que estás células de la masa celular interna darán lugar al bebé, por lo que, a mayor tamaño de la masa celular y mayor grado de compactación mejor será la calidad. En el cuadro de debajo podemos saber cuál es la calidad de la masa celular interna según su tamaño aproximado en micrómetros cuadrados y según si las células que la forman están compactas o no.
Según estas indicaciones el blastocisto de la imagen tendría una masa celular de tipo A, pues las células que la forman están muy compactas entre ellas y tiene un tamaño adecuado.

Ahora todo junto

Entonces os preguntaréis, si el trofoectodermo es de calidad B y la masa celular interna de calidad A, ¿cuál es la calidad del embrión? en este caso, nos fijaremos en el grado de expansión del embrión para determinar su calidad en función de la calidad del trofoectodermo y de la masa celular interna.
Como veis en esta imagen, ASEBIR nos proporciona un esquema para determinar qué calidad TOTAL tiene el embrión en función del grado de expansión, de la calidad del trofoectodermo y de la calidad de la masa celular interna.
Si vemos las indicaciones lo primero que tenemos que ver es la calidad del trofoectodermo, en el caso del blastocisto de la imagen superior hemos visto que tenía calidad tipo B y la MCI que indica masa celular interna era de calidad tipo A.
Si nos fijamos en el grado de expansión que es la segunda cosa que tenemos que considerar, el blastocisto de la imagen estaba expandido (recuerda la zona pelúcida es muy delgada), por tanto, la calidad total del embrión es A.

Bibliografía

  • The Embryology Interest Group: updating ASEBIR’s morphological scoring system for early embryos, morulae and blastocysts. Med Reprod Embriol Clín. 2018; 5 (1): 42-54. https://doi.org/10.1016/j.medre.2017.11.002
  • Criterios ASEBIR de valoración morfológica de oocitos, embriones tempranos y blastocistos humanos. 3ª ed., 2015. Cuadernos de Embriologia Clínica. https://asebir.com/cuadernos-asebir/