El Blastocisto: el rey del laboratorio

Si estás sometiéndote a un proceso de reproducción asistida o has pasado por uno de ellos seguro que conoces la palabra BLASTOCISTO, o al menos, te sonará, porque tanto los ginecólogos como los embriólogos están enamorados de los blastocistos. Hoy, desde #EMBYBLOG queremos ayudarte a entender por qué nos gustan tantos los blastocistos y cómo sabemos cuándo un embrión ha llegado a convertirse en un blastocisto.

¿Qué es un blastocisto?

El blastocisto es un estadio del desarrollo embrionario del embrión. Este estadio se alcanza entre 5-6 días después de la fecundación. Cuando el embrión llega a convertirse en blastocisto sabemos qué tiene muchas más probabilidades de dar embarazo, porque en ese estadio celular ya existe una diferenciación de células y encontramos las células que darán lugar al bebé que son las que conocemos como masa celular interna y las células que darán lugar a la placenta que son las que se denominan trofoectodermo. En la siguiente imagen puedes distinguirlas mejor.
Blastocisto EMBY

¿Todos los ovocitos llegan al estadio de blastocisto?

Esta es una pregunta que nos han hecho algunos pacientes y creemos que es importante resolverla. La tasa de llegada a blastocisto es del 40-60% de todos los ovocitos que se fecunden. Si partimos de 10 ovocitos fecundados, 5 o 6 de ellos llegarán al estadio de blastocisto. La capacidad del embrión para llegar a convertirse en un blastocisto depende de la calidad de los gametos y de las primeras divisiones celulares en los días 1, 2 y 3 de desarrollo embrionario. Además, el porcentaje de llegada a blastocisto se reduce drásticamente conforme aumenta la edad de la mujer, pues como es sabido, a partir de los 35 años el porcentaje de aneuploidías aumenta y la reserva ovárica se reduce, de manera que los ovocitos que quedan tienen más dificultades para poder alcanzar el estadio de blastocisto.

¿Todos los embriones llegan a blastocisto en día 5 o 6 de desarrollo?

La llegada a blastocisto es embrión dependiente. Como hemos dicho anteriormente depende de las características morfológicas que tenía el embrión en sus primeras divisiones y también de la calidad de los ovocitos y los espermatozoides. Dentro de un mismo ciclo, puede haber embriones que lleguen a blastocisto en día 5, otros en día 6 y en muy raras ocasiones en día 7. Conforme mayor sea el tiempo de llegada a blastocisto peor es la calidad del embrión, pues asumimos que le cuesta más y necesita más recursos para alcanzar el estadio necesario para producir la implantación en el útero.

¿Cómo sabemos cuando un embrión se ha convertido en blastocisto?

Los ginecólogos y embriólogos estamos formados para saber distinguir los distintos estadios celulares del embrión, pero este trabajo nos lo facilita la tecnología time-lapse. En clínica EMBY contamos con el sistema Geri+. Una incubadora con compartimentos individuales para cada paciente que cuenta con una cámara que toma una foto del embrión cada 5 minutos. El resultado es un video que nos permite ver cómo ha evolucionado el embrión en cada día de su desarrollo y nos permite seleccionar los blastocistos de mejor calidad para transferir, vitrificar o hacer biopsia de trofoectodermo.

Conclusiones

El blastocisto es el estadio celular favorito para los embriólogos y ginecólogos, pero también es el que prefiere el útero, pues la capacidad de implantación aumenta cuando transferimos un embrión que ha alcanzado este estadio de blastocisto. Lo mejor para obtener blastocistos de buena calidad es no demorar mucho la maternidad porque la edad hace que la calidad embrionaria sea peor y por ende que la tasa de llegada a blastocisto se reduzca. Si sabes que quieres ser madre dentro de algún tiempo y eres menor de 36 años, preserva tu fertilidad para poder cumplir tus deseos genésicos en el futuro sin problemas.