Equipo – Sara González Hidalgo - Clínica Emby

Equipo

Sara González Hidalgo

Graduada en Biología. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida.

Saber más

Equipo Médico

Sara González Hidalgo

Graduada en Biología.
Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida.

Saber más

Me gradué en Biología por la Universidad de León y dado mi interés en el campo de la reproducción humana asistida, completé mi formación con el máster en la Universidad de Valencia. He desarrollado mi experiencia como embrióloga trabajando en una clínica de Reproducción Humana Asistida en Dublín y actualmente me encuentro desarrollando mi profesión en la clínica Emby

¿Dónde has desarrollado tu actividad profesional?

Durante mis años de carrera, realicé prácticas en diferentes laboratorios. Entre ellos, estuve realizando prácticas en un laboratorio de análisis clínicos, en un establecimiento de tejidos y en un laboratorio de reproducción humana asistida. Gracias a estas últimas prácticas, me di cuenta de cuánto me gustaba este campo y fue entonces cuando decidí que quería encauzar mi carrera profesional a la reproducción humana asistida, por lo que una vez finalizada la carrera, me matriculé en el máster. Cuando lo acabé, realicé prácticas en un par de laboratorios más, entre ellos en un banco de células madre, hasta que conseguí una beca con la que irme al extranjero para realizar un periodo de prácticas en Irlanda. Una vez finalizadas, me ofrecieron un puesto de trabajo y es allí en donde he desarrollado mi actividad profesional como embrióloga.

¿Destacarías algún mérito de tu carrera profesional?

Todos los laboratorios en los que he estado, me han llevado a aprender algo nuevo y a adquirir más formación, pero si tuviera que elegir, destacaría sin ninguna duda mi experiencia en Irlanda, ya que fue aquí donde conseguí la formación necesaria para desarrollar este trabajo. En febrero del 2018 comencé un periodo de prácticas gracias a una beca en una clínica de reproducción asistida en Dublín. Allí conocí gente maravillosa que me enseñó y me formó en este campo. Una vez que terminé mi periodo de prácticas, me ofrecieron un puesto de trabajo en el que he estado hasta ahora. Ha sido una experiencia que no olvidaré nunca y de la que me siento especialmente orgullosa.

¿Y cómo llegas a la reproducción asistida?

Durante el último año de carrera, tuvimos que realizar prácticas extracurriculares y yo las realicé en el Centro Ginecológico de León. Ahí es donde realmente me di cuenta de que me quería dedicar a este campo, por lo que cuando finalicé mis estudios universitarios, me matriculé en el máster con el que fin de completar mi formación académica.

Destacarías algún sitio o alguna experiencia en particular?

Si tuviera que quedarme con una, me quedaría con la experiencia vivida en Irlanda. Ya no solo a nivel profesional, sino también a nivel personal. Estar tan lejos de casa no siempre es fácil, hay momentos muy duros y momentos en los que quieres tirar la toalla y volverte pero gracias a la gente de la que te rodeas y el trabajar en algo que de verdad te gusta te hace ver que es una experiencia que merece la pena vivir.

¿Qué crees que puedes aportar a las familias que acudan a EMBY?

Como embrióloga, me gustaría aportarles confianza. Creo que es algo fundamental en este campo. Quiero que las familias sepan que vamos a dar lo mejor de nosotros tanto dentro como fuera del laboratorio. Que tengan la certeza de que vamos a cuidar de sus embriones dentro del laboratorio pero que también vamos a cuidar de ellos como familia. Un tratamiento de reproducción es algo difícil y quiero que se sientan arropados por nosotros.