¿Voy a sufrir efectos secundarios durante el tratamiento de Fecundación in vitro?

Una pregunta recurrente de toda mujer que se va a someterse a una estimulación ovárica para un tratamiento de fecundación in vitro o una vitrificación de óvulos, es, que efectos secundarios va a sufrir. Es importante aclarar, como hacemos desde las consultas de EMBY, que los efectos secundarios a nivel físico son mínimos, de manera que la mayoría de las pacientes no notan ningún efecto y terminan el proceso teniendo la sensación de que ha sido corto y liviano. De otra parte, están la ansiedad y el miedo que sienten muchas de las pacientes, que no son debidos a los fármacos utilizados, sino más bien al hecho de estar realizando un tratamiento para conseguir la ansiada gestación, después de meses o años intentándolo de forma natural o tras otros métodos.
Enfermeras Reproducción asistida

¿Qué efectos secundarios suele producir la medicación que se usa para la estimulación ovárica?

Los principales fármacos que usamos en la estimulación ovárica y que son comunes a los distintos tipos de estimulación, son las gonadotropinas. Sustancias, que provocan el crecimiento folicular que se desea tanto en el caso de una fecundación in vitro, como en la vitrificación de ovocitos. Estos fármacos, son autoadministrados por la paciente, siendo muy fácil de aplicar. Eso sí, siempre y cuando se haya recibido una correcta educación sanitaria, por parte de las enfermeras del centro. En este caso, la posibilidad de que las inyecciones subcutáneas produzcan hematomas o eritemas (enrojecimiento de la piel) es mínima. Estos productos producen el crecimiento de los folículos y con él la producción, por parte de los mismos de estradiol, que es la hormona que cada mes producimos las mujeres durante el ciclo. La diferencia, es que, en estos casos, el nivel de estradiol es más alto, ya que, en la estimulación ovárica para FIV o vitrificación, se busca el crecimiento de varios folículos y no sólo de uno de ellos como en un ciclo natural. Esto llevará a que los síntomas relacionados con el aumento del estradiol que sufrimos las mujeres en un ciclo natural sean más pronunciados, esto es; flujo vaginal, tensión mamaria, cefalea, pesadez de piernas… En general, estos efectos son notados con más intensidad en aquellas mujeres que los notan ya en su propio ciclo.

¿Existen efectos más graves cuando se aplican este tipo de medicamentos?

El efecto secundario más serio y temido por los médicos de reproducción asistida, es el síndrome de hiperestimulación ovárica. La Hiperestimulación ovárica tiene una fase leve, en la que la paciente puede presentar: náuseas, edemas leves, distensión y molestias abdominales, que desaparecen con la menstruación posterior al tratamiento. Y una fase moderada-grave, en la que los síntomas se agravan y pueden llevar a la paciente a una situación más comprometida. Para evitar la aparición de este síndrome, los médicos de reproducción asistida, debemos valorar los factores de riesgo asociados, tanto pretratamiento, como durante el tratamiento y adecuar las dosis, los tipos de fármacos y la idoneidad de la transferencia a cada paciente y su tratamiento.

¿Existen efectos secundarios a largo plazo de la estimulación ovárica?

Otra de las preguntas que más realizan las pacientes, es si van a tener a largo plazo más riesgo de algún tipo de cáncer o tendrán la menopausia antes. Ninguna de las dos cosas es cierta. La primera, porque el aumento de estrógenos que se produce durante la estimulación ovárica es puntual. Mientras que, los cánceres que tienen su origen en la proliferación maligna de células hormono dependientes, lo hacen tras un largo tiempo de acción hormonal sobre dichas células. Y la segunda, porque el crecimiento multifolicular que se produce, se realiza a expensas de folículos que son puestos a disposición del ovario durante ese mes y si no fueran utilizados para la obtención de más de un ovocito, serían destruidos, por un complejo mecanismo de atrofia folicular, para que sólo uno de ellos pudiera ovular de forma natural.