Diagnóstico genético preimplantacional y enfermedades raras

Las enfermedades raras afectan a 5 de cada 10.000 personas. En conjunto suponen entre el 6% y el 8 % de la población (aprox. 27 millones en Europa, de los cuales 3 millones son españoles) y se manifiestan en cualquier etapa de la vida.
Es necesario que estas enfermedades se conozcan y se invierta en su investigación, no solo para encontrar tratamientos que puedan curarlas y mejorar la calidad de vida de quién las padece, sino para aprender cómo prevenirlas.
Desde la medicina reproductiva tenemos una herramienta para la prevención de un importante número de estas enfermedades, la PGT o DGP, el diagnóstico genético preimplantacional.

Enfermeras Reproducción asistida

¿Qué son las enfermedades raras?

Las enfermedades raras reciben este nombre basado en la baja frecuencia poblacional de cada una de ellas. Según la UE la prevalencia de este conjunto de enfermedades es de 5 afectados por 10.000 habitantes.
En general agrupamos como enfermedades raras a trastornos minoritarios, crónicos, generalmente graves, sobre los que hay escasas opciones terapéuticas.
Muchas de estas enfermedades son altamente incapacitantes y pueden causar deficiencias físicas, psíquicas, sensoriales y, en general, cuadros de afectación múltiple que pueden llevar a la muerte. Existen reconocidas entre 5.000 y 7.000 enfermedades raras distintas a día de hoy, de las cuales el 65 % son graves e invalidantes.
También son llamadas enfermedades huérfanas, ya que si las contamos de forma individual existen muy pocos casos de cada una de estas 7000 enfermedades conocidas, y eso hace que los que las padecen sean «huérfanos», enfermos cuya enfermedad no estudia nadie, no trata nadie y nadie conoce.

¿Cuál es su origen?

Sabemos que el 80% de las enfermedades raras son de origen genético y podemos clasificarlas en estos grupos:

1) Enfermedades monogénicas causadas por una alteración en un gen.

2) Síndromes cromosómicos por alteración en el número o composición de uno o varios cromosomas.

3) Multifactoriales donde entra en juego, además del factor genético, el ambiental.

El 20% de los casos restantes lo comforman las enfermedades infecciosas, inmunológicas y/o proliferativas.

¿Qué son los cromosomas?

La información genética de nuestro organismo está almacenada en nuestro ADN, y éste está empaquetado en unas estructuras que se llaman cromosomas.
La «foto» de nuestros cromosomas es el «cariotipo», prueba que cualquier paciente que acude a las técnicas de reproducción asistida habrá tenido que realizar.
Todos los seres humanos tenemos 46 cromosomas agrupados en parejas de cromosomas (23 parejas). Cuando tenemos un número correcto de cromosomas podemos decir que somos «euploides», cuando hay una alteración en el número o forma de estos cromosomas entonces hablamos de «aneuploidia».

¿Qué son los genes?

Si los cromosomas son los libros que contienen los códigos de la vida podríamos decir que los genes son las recetas o las instrucciones concretas de cada cosa que somos y hacemos.
Los genes son la unidad básica de almacenamiento de la información genética. Estos genes pueden presentar alteraciones, que son las conocidas mutaciones. Estas mutaciones pueden ser insignificantes, pero también pueden provocar enfermedades.
Al tener la información recogida en parejas de cromosomas el ser humano se asegura de tener dos copias de cada gen, así que no siempre el hecho de tener una mutación condiciona padecer sus efectos.
Hay algunas mutaciones que requieren de que las dos copias del mismo gen presenten esa mutación (herencia recesiva) si bien hay otras que con tener una sola copia se van a manifestar (herencia dominante).

¿Qué es el diagnóstico genético preimplantacional?

EL DGP (PGT en inglés) es una técnica que nos permite conocer información genética de los embriones antes de transferirlos al útero de la mujer.
El objetivo de esta técnica es transferir embriones aneuploides o que puedan ser portadores de alguna enfermedad de origen genético.
Existen tres tipos diferentes de DGP/PGT, tal y cómo explicamos en nuestra página web.

¿Cuándo está indicada la PGT-A?

La PGT-A, o screening de aneuploidías, es la técnica de diagnóstico genético preimplantacional más frecuente. La utilizamos cuando existe un riesgo elevado de que el embrión pueda ser portador de alteraciones numéricas de los cromosomas (aneuploidía).
Los casos más frecuentes en los que existe este riesgo elevado son los abortos de repetición, el fallo reproductivo recurrente, las aneuploidías espermáticas y la edad materna superior a los 38 años.

¿Cuándo está indicada la PGT-M?

Si uno de los progenitores es portador de una enfermedad genética de herencia dominante, o ambos son portadores de una enfermedad de herencia recesiva entonces es posible realizar la PGT-M, diagnóstico genético preimplantacional de enfermedades monogénicas.
Un ejemplo habitual es el caso de una familia que tienen un hijo con una enfermedad rara, al realizar una historia genética familiar detectan que los progenitores son portadores de esa enfermedad. En el caso de querer tener más hijos podrían realizar este tipo de análisis para seleccionar los embriones que no padezcan la enfermedad.

¿Cuándo está indicada la PGT-SR?

En algunas ocasiones los progenitores pueden presentar alteraciones en el cariotipo, no por el número de cromosomas, sino por anomalías estructurales, por la forma. Es posible que esa alteración no condicione la vida de esa persona, incluso que haya descubierto la anomalía al hacerse un cariotipo, pero en su descendencia, si afectan a uno o varios genes que no se van a expresar correctamente, pueden provocar enfermedades graves.

¿Es la reproducción asistida una solución para las enfermedades raras?

No, la reproducción asistida, desgraciadamente, no puede prevenir todas las enfermedades raras.
Como hemos visto un 20% de éstas tienen origen no genético, y del resto, las que tienen base genética, no siempre sabemos en qué gen o grupo de genes se localiza el problema.
El hecho de la orfandad de estas enfermedades, en ocasiones, provoca que no se hagan estudios genéticos en la familia, de tal forma que nos encontramos con familias que han tenido varios hijos con la misma enfermedad rara sin que nadie les advirtiese de que ésta era hereditaria.

¿Se pueden hacer la DGP a demanda?

No, en el caso de la DGP-A, es necesario que exista una indicación médica (abortos de repetición edad materna avanzada, etc.)
En el caso de la DGP-M en necesario que la enfermedad que estamos buscando identificar cumpla unas características de gravedad, presentación temprana, y ausencia de curación. En general es necesario presentar el caso a la comisión nacional de reproducción asistida y obtener su visto bueno.

En nuestra familia hay antecedentes de una enfermedad rara y queremos tener hijos ¿Qué debemos hacer?

Lo primero de todo es acudir a un genetista clínico para que os indique los estudios que debéis realizar a nivel familiar, en ocasiones un simple árbol genealógico puede ayudarnos a eliminar la duda.
Una vez identificado el riesgo entonces puede ser necesario acudir a un centro de medicina reproductiva para que nos indique las alternativas reproductivas, en ocasiones puede ser necesario un cambio en alguno de los gametos (donación de óvulos o espermatozoides), en otras podremos hacer diagnóstico preimplantacional.