Probióticos y prebióticos en reproducción asistida - Clínica Emby

Probióticos y prebióticos en reproducción asistida

Este artículo va dirigido a todas esas familias que hacen tratamientos con nosotros y que nos preguntan “¿Puedo hacer algo para contribuir a que el tratamiento vaya mejor?”. Porque dentro de un enfoque integral de los procesos reproductivos consideramos que la alimentación es un factor importantísimo que tiene un importante efecto sobre la fertilidad de hombres y mujeres.

La microbiota

Ya os habiamos hablado en una entrada anterior del EMBYblog sobre la microbiota y su efecto en la salud endometrial.
La microbiota es el conjunto de microbios, bacterias, virus y hongos, que viven con nosotros en nuestro organismo, de tal forma que muchos autores consideran que el ser humano no es un individuo sino un ecosistema compuesto por un individuo humano y su microbiota.
Se ha demostrado que la microbiota tiene una gran influencia sobre casi todos los procesos biológicos del organismo, constituye una primera barrera defensiva siendo considerada parte del sistema inmune, nos ayuda a digerir los alimentos y a asimilar los nutrientes, modifica y regula el pH de diferentes partes de nuestro cuerpo.
Los estudios sobre la microbiota han definido diferentes perfiles de microbios para las diferentes partes del cuerpo, de tal forma que sabemos cómo debería ser, teóricamente, la composición de la microbiota saludable.
En reproducción asistida, gracias a las modernas técnicas de secuenciación masiva de genes (NGS), somos capaces de determinar la composición de la microbiota endometrial, que se ha relacionado con los fallos de implantación, por lo que es un concepto que está en boca de los pacientes y que cada vez preocupa más.

¿Probiótico o prebiótico?

Son dos conceptos que muchas veces se mezclan o se usan indistintamente, cuando hacen referencia a dos cosas diferentes. Los probióticos son los alimentos o suplementos que tomamos y que contienen microorganismos vivos que queremos que se integren en nuestra microbiota o que ayuden a nuestras bacterias a estar más saludables. Por su lado los prebióticos son los alimentos o suplementos que ingerimos y que contienen sustratos que nutren la microbiota, en otras palabras, los prebióticos son el alimento de la microbiota.

Alimentos probióticos

Son microorganismos vivos que, una vez ingeridos, van a competir por los nutrientes presentes en el organismo y por lo nichos o espacios para desarrollarse, de tal forma que van a desplazar y evitar la proliferación de microorganismos patógenos, por ejemplo disminuyendo el pH del lugar donde anidan. Los alimentos probióticos más comunes en nuestro entorno son el yogur y kéfir, pero hay otros muchos. Es curioso que algunos productos fermentados, como los pepinillos o berenjenas encurtidas, o el choucroute, la famosa col fermentada de Europa Central, son alimentos muy beneficiosos en este sentido.

Alimentos prebióticos

La palabra clave con la que debemos quedarnos es FOS (fructooligosacáridos), que son azúcares simples de cadena corta que contienen al menos dos unidades de fructosa, una ejemplo de este tipo de FOS es la fibra alimentaria. Están disponibles en alimentos como la miel, la cerveza, avena, centeno, alcachofas, cebolla, espárragos. Los FOS contienen en su estructura química enlaces que no pueden ser hidrolizados en el intestino delgado de tal forma que pasan al intestino grueso; Allí pueden estimular el crecimiento de la microbiota, en especial las bifidobacterias y lactobacilus. Son fermentados en el intestino grueso y dan lugar a ácidos grasos de cadena corta, por lo que tienen un bajo valor calórico. Se recomiendo consumir al menos 2 gramos diarios de FOS para poder beneficiarse del efecto prebiótico.

Algunas ideas

Para el desayuno: Un tazón de granola (avena tostada) con kéfir y una cucharada de miel. Para aperitivo: Unos pepinillos para dipear en una salsa de yogurt. Para una comida principal: unas alcachofas salteadas con un poco de cebolla caramelizada sobre una tostada de pan de centeno… Uff… que hambre me está entrando…

Envíanos un mail

Ven a vernos

C/ Mieres, 13, 33006. Oviedo, Asturias

Llámanos

984 340 304 // 984 996 989 // 645 941 800

Clínica EMBY número de registro sanitario c.2.5.2-6471