¿Cómo es la valoración en las donantes de óvulos?

Las clínicas de reproducción asistida que mantenemos un programa de donación de óvulos tenemos la obligación de realizar diferentes valoraciones para determinar la idoneidad de las donantes.
La ley de reproducción asistida española nos indica que las donantes deben tener una buena salud física y psicológica, en este post os indicamos cómo realizamos esta valoración.

Aspectos sociales

Aunque estos aspectos no vienen recogidos en la ley sí que es necesario valorar cualquier tipo de situación que esté obligando a la mujer a donar óvulos. Este es uno de los motivos por los que la primera valoración en EMBY siempre la realizan profesionales sanitarios formados en realizar entrevistas terapéuticas, ya que esto permite identificar «red flags» o señales de alerta de situaciones de vulnerabilidad o exclusión social. En esta primera visita se debe determinar la voluntariedad del acto y que la decisión de acudir a donar es autónoma y libre de coacción. Si bien la donación de óvulos suele ir acompañada de una compensación económica por las molestias que sufre la donante durante el tratamiento, no debemos olvidar que este proceso no debe convertirse nunca en una actividad mercantil, y que los profesionales implicados siguen estando delante de una persona que, voluntariamente y de forma gratuita, quiere ayudar a solucionar un problema de salud de otra mujer.

Aspectos físicos

La valoración física inicial de la posible donante debe ser realizada por un profesional sanitario con formación en ginecología, esto es, una enfermera o un médico, en el caso de que la valoración inicial la realice una enfermera siempre debe ir seguida de un médico especialista, que es quien tiene la última palabra para aceptar la idoneidad de la donación. Se debe valorar: El estado de salud general de la donante, historia clínica, antecedentes personales y familiares, peso, talla, índice de masa corporal, si toma alguna medicación, etc. Debemos tener en cuenta que la donación no debe ser en ningún caso un riesgo para la donante, de tal forma que se debería excluir a cualquier mujer para la que donar pueda suponer un riesgo. Es importante comprobar que se han realizado revisiones ginecológicas recientemente, y si fuese necesario habría que hacer una citología cervical. Se debe hacer igualmente una ecografía vaginal para comprobar que el aparato ginecológico no presenta problemas y valorar el recuento de folículos antrales. Finalmente se realizará una analítica para conocer el grupo sanguíneo, el cariotipo, si se tiene o ha tenido alguna infección grave (VIH, VHB…) y si es portadora de alguna enfermedad genética hereditaria.

Aspectos psicológicos

Los aspectos principales que se valoran con los siguientes:
-Historial personal y familiar psiquiátrico y psicológico, especialmente antecedentes personales de ansiedad, depresión, compulsiones, psicosis…
-Ingesta actual o previa de fármacos que actúan sobre el sistema nervioso, tanto recetados como sin receta.
-Antecedentes de trastornos de la conducta alimenticia, anorexia o bulimia.

Hábitos y estilos de vida

Dentro de la valoración psicológica de las donantes incluimos algunos aspectos relacionados con los hábitos y los estilos de vida.
-Hábitos de sueño.
-Hábitos nutricionales.
-Actividad física.
-Actividades de ocio.
-Actividad sexual.
-Consumo de tóxicos, tabaco, alcohol u otras drogas.

Motivación para la donación

En una entrada anterior del EMBYblog ya os habíamos hablado sobre ¿Qué motiva a una donante de óvulos?
En la mayor parte de los casos nos encontramos con mujeres que tienen el deseo de ayudar a otras mujeres a tener hijos, pero que no se enfrentarían a este proceso sino supiesen que va a existir una compensación por esas molestias.
Durante la entrevista inicial es importante preguntar directamente por esta cuestión, dejando que sea la posible donante la que explique qué le ha llevado a dar el paso.
De nuevo, insistimos, este momento es crítico para detectar situaciones de vulnerabilidad en la posible donante.

Conclusiones

Las donantes de óvulos son mujeres extraordinarias que dan el paso de someterse a un tratamiento médico para poder ayudar a otras mujeres que sufren la infertilidad. La valoración de las donantes no tiene como objetivo «hacer una criba», o descartar a nadie, sino cuidar de la salud de esas mujeres, evitando que se sometan a este tratamiento mujeres que pueden tener complicaciones por el mismo y detectando problemas de salud actuales o previsibles. En la valoración de las posibles donantes deben participar diferentes profesionales de la salud, enfermeras, médicos y psicólogos, que son los que tienen las competencias reconocidas por la ley para diagnosticar, prevenir y tratar, los diferentes problemas de salud y enfermedades.

Envíanos un mail

Ven a vernos

C/ Mieres, 13, 33006. Oviedo, Asturias

Llámanos

984 340 304 // 984 996 989 // 645 941 800

Clínica EMBY número de registro sanitario c.2.5.2-6471