10 Mitos y leyendas sobre la reproducción asistida

No es difícil encontrar en internet, en foros, en chats, diferentes desinformaciones sobre la reproducción asistida. Es lo que podríamos denominar mitos y leyendas que van a provocar, tanto en las familias que acuden a nuestra clínica, como a la sociedad en conjunto, tener prejuicios erróneos o expectativas inadecuadas. Para intentar arrojar un poco de luz, y para que nuestras familias estén #SiempreInformadas os presentamos este post con esas preguntas que, muchas veces, no nos atrevemos a hacer en la consulta.

1- Las mujeres son fértiles hasta la menopausia

La realidad es que cada vez retrasamos más la maternidad, sin ser realmente conscientes de que a partir de los 35 años la capacidad para lograr un embarazo disminuye drásticamente. Es decir, aunque nos sintamos estupendas, la posibilidad de conseguir un embarazo disminuye con la edad, y tiempo antes de la menopausia perdemos nuestra capacidad reproductiva, siendo excepcionales embarazos espontáneos después de los 44-45 años.

2- La infertilidad en la pareja suele producirse por causa femenina

¡Esto es cosa de dos! La infertilidad puede ser por factor femenino, masculino, o incluso de ambos. Si hablamos con cifras en la mano, el porcentaje de infertilidad por factor femenino y por factor masculino están equiparados en torno a un 30-35%, mientras que en otro 20-30% de los casos la infertilidad viene provocada por factores que conciernen a ambos.

3- La reproducción asistida funciona siempre y es fácil conseguir el embarazo a la primera

Desgraciadamente no existe la varita mágica en reproducción asistida. Claro que puede ocurrir que una mujer se quede embarazada en el primer intento, pero lo cierto es que no es fácil conseguirlo a la primera. Es decir, cuando comenzamos un tratamiento no tenemos el 100% de garantía de que después de uno o varios intentos podamos conseguir un embarazo. Eso sí, afortunadamente hoy en día contamos con la mejor tecnología y los mejores avances que nos hacen el trabajo más fácil.

4- Para conseguir el embarazo hay que mantener relaciones sexuales todos los días

Igual de malo es pecar en exceso, como en defecto. Cuando se desea una gestación, puede ser perjudicial tanto una abstinencia demasiado corta como una abstinencia prolongada. En ambos casos, la calidad del semen puede verse afectada. Si estáis buscando embarazo, lo recomendable es mantener relaciones sexuales un día sí y otro no, y haciéndolo coincidir con en el periodo ovulatorio de la mujer.

5- Levantar las piernas o quedarse tumbada tras mantener relaciones sexuales ayuda a conseguir el embarazo

No, a pesar de ser uno de los pensamientos más extendidos de nuestra sociedad, no es cierto que levantar las piernas después de haber tenido relaciones sexuales mejore las posibilidades de conseguir la gestación. Lo mismo ocurre con las posturas, no existen posturas sexuales que faciliten obtener el embarazo. Los espermatozoides son los encargados de ascender desde la vagina hasta las trompas uterinas que es lugar donde se produce la fecundación, y su capacidad de movimiento no se ve afectada por ninguna postura que adopte la mujer.

6- Las pastillas anticonceptivas afectan a la fertilidad

Los tratamientos anticonceptivos no afectarán a la dotación folicular de la mujer ni a su futura fertilidad. Es más, hay mujeres que precisan tomar anticonceptivos como terapia para ciertas patologías, este es el caso, por ejemplo, de la endometriosis, de modo que, si dejan este tratamiento, puede ocurrir que la enfermedad avance y su dotación folicular disminuya de forma acelerada.

7- En las clínicas de fertilidad se puede elegir el sexo del bebé

Según la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida en España el Diagnóstico Preimplantacional de los embriones puede utilizarse para detectar posibles enfermedades hereditarias graves y su selección según el sexo siempre y cuando tenga un fin terapéutico legislado. Es decir, sólo podemos elegir el sexo en el caso de que exista una enfermedad grave ligada al sexo del bebé, y esa elección evite el nacimiento de un niño gravemente enfermo.

8- Cualquier persona puede ser donante de gametos (óvulos o esperma)

La ley exige que los donantes (hombres y mujeres) tengan más de 18 años y menos de 35 años, además de poseer un buen estado de salud psicofísica. De este modo, en los centros se sigue un protocolo obligatorio donde se examinan las posibles enfermedades personales y familiares de los candidatos. para descartar aquellos que tengan enfermedades genéticas, hereditarias o infecciosas que puedan ser transmitidas al futuro bebé.

9- Es posible elegir a la/el donante de gametos

Rotundamente no. La legislación española prohíbe la elección del donante, defendiendo además su anonimato. Cuando una pareja o mujer sola necesita de una donación, es el equipo médico el encargado de que las características fenotípicas (como el color de ojos y el pelo) del donante y la madre/padre sean parecidas.

10- Si me someto a un tratamiento de reproducción asistida, voy a tener un embarazo múltiple

Hace unos años, para intentar maximizar las tasas de existo de los tratamientos fecundación in vitro, se solía transferir al útero de la mujer más de un embrión a la vez, con la finalidad de que alguno de ellos implantara, ello podía provocar, entonces que varios de estos embriones transferidos implantaran, dando lugar a un embarazo múltiple, con el consiguiente riesgo de prematuridad que se asocia a estos. Sin embargo, hoy en día, con la optimización de las técnicas y de los sistemas de cultivo embrionario es posible realizar una mejor selección de embriones, aumentando así las posibilidades de implantación en el útero. Por esta razón aconsejamos transferir un único embrión, y así reducir las posibilidades de embarazo múltiple.

Envíanos un mail

Ven a vernos

C/ Mieres, 13, 33006. Oviedo, Asturias

Llámanos

984 340 304 // 984 996 989 // 645 941 800

Clínica EMBY número de registro sanitario c.2.5.2-6471