Estudio de Receptividad Endometrial. Test ERA®. - Clínica Emby

¿Qué es?

Estudio de Receptividad Endometrial.
Test ERA®

La unión del embrión al útero se realiza a través del anclaje de unos receptores de las células de éste con unos receptores de las células endometriales. Esta unión se produce como un sistema de “llave cerradura”, de modo que los receptores de ambos deben ser compatibles.

Los recetores de las células endometriales van cambiando progresivamente desde la ovulación, mientras que los del embrión cambian a medida que pasan los días desde la fecundación. De manera que cuando el embrión llega al útero los receptores de ambos deben ser compatibles. El tiempo durante el cual lo son se llama “ventana de implantación”.

Los cambios en los receptores del embrión son constantes, mientras que se sabe que en un 30% de las mujeres, los cambios en los receptores de las células del endometrio o bien están acelerados o están retrasados, de modo que cuando el embrión llega al útero no puede unirse a las células y muere.

El test ERA®, nos permite conocer la ventana de implantación de cada paciente, para poder realizar la transferencia embrionaria en el momento en que el endometrio de la mujer sea receptivo.

¿Cuándo se realiza?

Se realiza a todas las pacientes que sufren un fallo de implantación recurrente de causa desconocida.

    ¿Cómo se realiza y cuál es el tratamiento en caso de encontrar una ventana de implantación desplazada?

    Para realizar un Test de Receptividad Endometrial ERA®, se debe preparar a la paciente como si fuera a realizar una transferencia, de modo que podamos determinar cuál es su “ventana de implantación” personal en una situación estándar. Para ello deberá realizar un tratamiento sencillo de estrógenos y progesterona durante 10- 12 días.

    Una vez preparado el endometrio, se realiza una pequeña toma de tejido endometrial, que se remite a un laboratorio especializado, para ser analizado.

    Tras recibir el informe, se ajusta de forma personalizada la mediación previa a la transferencia para sincronizar la ventana de implantación de la paciente con el embrión y así elegir el momento óptimo para realizarla.